Por: Verónica Paéz

Al hablar de figuras del arte en México a pocos se les ha cruzado por la boca a otra Elena, un tanto polvosa. Elena Garro, una mujer a la que podrían criticar por sus comentarios, o por sus acciones, pero que en su aportación literaria en Latinoamérica sería una osadía la omisión.

A la altura de la narrativa de Juan Rulfo, Elena envuelve el dolor entre lo mágico y lo fantástico, para irrumpir en el uso del lenguaje y la estructura narrativa. A través de su obra la escritora revela lo político, económico y social del pasado, que no difiere mucho del  presente.

El Realismo mágico es evidente en sus narraciones sobre la niñez, la juventud, el amor, la soledad, la muerte y la cosmovisión prehispánica mezclada con la ciudad. Para los críticos Los recuerdos del porvenir es la novela ineludible de Elena Garro, pues con ella ganó el premio Xavier Villaurrutia, aunque antes de ser publicado estuvo guardada en un baúl, o casi en el olvido junto con poemas escritos a uno de sus amores Adolfo Bioy Casares.

Tal vez como periodista no fue tan destacada al entrevistar a Frida Kahlo o Pablo Neruda, debido a que se interesó más por los temas comprometidos con los menos favorecidos, como la situación de las mujeres presas, además encabezó manifestaciones y exigió los derechos agrarios bien vestida con la elegancia que la caracterizó. Tuvo que exiliarse en París debido a las acusaciones hacia ella y su hija por complot contra el gobierno en el movimiento del 68, tiempo después regresó a México.

Guionista cinematográfica del director Julio Bracho, dramaturga, cuentista, novelista, y poeta, Elena vivió los últimos días de su vida enferma y sin el dinero suficiente. Murió a los 78 años sin las fanfarrias y discursos de los intelectuales a 30 años de la matanza de Tlatelolco.

Nacida en Puebla el 16 de diciembre de 1916, para algunos escritores ella es considerada una de las mejores escritoras mexicanas después de Sor Juana Inés de la Cruz, aunque aún su reconocimiento no está junto a otras grandes figuras. Por ahora los lectores tienen la decisión de sumergirse en cada palabra de la escritora para alimentar el ansia y continuar leyendo, tal vez así sean más memorables esos 100 años de su nacimiento que se celebran este 2016.

 Elena+Garro

 

 

 

Facebook Comments
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Email this to someone