Por Xavier Bankimaro.

Del griego ὀξύμωρον, oxymoron, en latín contradictio in terminis, un oxímoron es, dentro de las figuras de la retórica, una figura lógica que consiste en usar dos conceptos de significado opuesto en una sola expresión; algunos de los más comunes y utilizados cotidianamente en este gigantesco oxímoron que llamamos “sociedad” son:“Nueva Tradición”, “Propiedad Pública”,“Única Alternativa” y “Copia Original”

Si analizamos los dos conceptos que forman estas expresiones, uno nulifica al otro ya que se contradicen (1-1=0). En nuestra sociedad lamentablemente cultural e intelectualmente decadente, debido a la falta de lectura y educación, es común escuchar oxímorones más allá de la regla, es decir, no sólo compuestos por dos palabras en una expresión sino en enunciados completos; dado que el lenguaje es el que crea nuestra realidad, no es extraño que veamos el mundo de una manera confusa:

“Los rumores afirman…”

La-periodista-Andrea-Noel-desiste-acusación-contra-el-conductor-Andoni-Echave-696x349

Escuchamos en medios supuestamente serios de índole informativa, la obvia pregunta, aquella que nos obliga a hacer el pensamiento lógico es: ¿Cómo un rumor, definido como una proposición diseñada para ser creída pero caracterizada por no tener una base sustentable con evidencia, puede afirmar algo si para esta acción se requiere una base sustentable con evidencia?
Un rumor no puede afirmar ni confirmar nada por sí solo ya que en su naturaleza está su necesidad de ser confirmado.

De este modo tampoco puede existir una nueva tradición, puesto que una tradición es por definición algo que se lleva haciendo desde hace tiempo; no puede haber una propiedad pública pues cuando algo ya tiene un propietario, por definición ya no es público; nadie puede tener una única alternativa ya que desde que es una alternativa significa que tiene opciones alternas, puede haber una última alternativa pero no una única; tampoco existe una copia original, en el momento de que es una copia tiene que serlo de la versión original, puede haber una primera copia pero no una copia original.

Simplemente no tiene sentido.

¿Puede haber un oxímoron con sentido?

Más allá de la confusión que puede crear el uso de un oxímoron o pleonasmo o cualquier figura lógica sin sentido (aquí hay un oxímoron), y dado que su sentido literal es opuesto o absurdo, también sirve al interlocutor para forzarlo a salir de la estructura lógico-racional y comprender el sentido metafórico de una idea o figura poética: “Aquel momento en que te vi después de tanto tiempo fue un instante eterno…”

chanel-vintage-1

 Un instante no puede ser eterno, esto nos es claro, ya que por definición éste es un periodo de tiempo breve, casi imperceptible, sin embargo metafóricamente un instante eterno puede ser interpretado como un instante el cual por la intensidad de lo vivido hizo perder la noción del tiempo a quien lo experimentó: “Aquel momento en que te vi después de tanto tiempo fue un instante eterno…”

 Como mencionamos anteriormente, también sirve para romper estructuras lógico-racionales, y así como sirve para crear una confusión en la sociedad también un oxímoron puede arreglar una confusión; mi oxímoron favorito en este sentido es: “Intelectual fracasado”

Esto no tiene ningún sentido, pues aquella persona que ha logrado usar su intelecto, reconocido socialmente o no, no ha fracasado sólo por el hecho de lograrlo.

Photo 20160327002617360

Facebook Comments
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Email this to someone