Imaginemos que un día despertamos y decidimos cambiar la Ciudad de México en términos de transporte. Pero no sólo podemos decir “acabemos con el tráfico” porque en esa respuesta no hay un cómo. Hace algunos años yo habría dicho “pues subamos todos a una bici”, pero claro que hay zonas de la ciudad donde probablemente a mi mamá le costaría trabajo subir porque, seamos honestos, no toda la ciudad es pedaleable por cualquier persona. Entonces ¿cómo hacer una ciudad para todos? ¿Cómo construir una ciudad donde nos interese quién la va a utilizar?

g11

La respuesta parece muy sencilla: Invertir dinero en transporte público e infraestructura ciclista, demoler las autopistas urbanas, hacer que el estacionamiento se pague de acuerdo con su demanda, disminuir la velocidad de circulación de vehículos motorizados, arreglar y ampliar las banquetas de la ciudad, educar a todos, hacer obligatorio un examen de conducir, concentrar a la gente en edificios donde quepan muchos y que en las colonias existan los servicios a la vuelta de la esquina, para evitar que tengamos que utilizar el coche para todo… La lista es larga, pero en la práctica, la ejecución de todas estas acciones se reduce a dos cosas básicas: voluntad política y presupuesto.

Mexico City Photos

MÉXICO, D.F., 14MARZO2015.- Ciclistas capitalinos y vecinos de la colonia Polanco realizaron una rodada para exigir a las autoridades las medidas necesarias para impedir que existan más muertes de ciclistas, además solicitaron al jefe de gobierno capitalino que el reglamento de tránsito en donde se le da preferencia a los peatones y ciclistas, se respete. Según cifras del INEGI, de 159 colisiones entre automovilistas y ciclistas, 156 fueron ocasionadas por los automovilistas. El 10 de marzo pasado, un joven perdió la vida al ser arrollado por un camión de la ruta 2 sobre Mariano Escobedo, en donde hoy realizaron una pinta como señal de prioridad a los ciclistas. La rodada concluyó en el Zócalo. FOTO: MARÍA JOSÉ MARTÍNEZ HERRERA /CUARTOSCURO.COM

Antes de continuar, vayamos con un poco de historia de en dónde se empezó a joder la cosa en la Ciudad de México. Durante los 70 cuando el entonces regente Carlos Hank González (cuya frase inspiradora “mientras más obra, más sobra”[1] todavía resuena en las cabecitas de más de un político del país) decidió demoler casas y cortar parques para construir los ejes viales que desahogarían la congestión que comenzaba a haber en la ciudad. Todos hemos visto que esto realmente no ha sido una solución y que los ejes viales están más saturados que nunca además de que seguimos sin parques; pero bueno, ahí está el ejemplo mexicanizado de la voluntad política y el presupuesto en construir avenidas grandes.

Pasemos ahora a ejemplos en el contexto actual. Las ciudades desarrolladas parecen haber encontrado algo parecido a una solución: tienen bicicletas públicas, además de una red de ciclovías, transporte público de calidad, etc. Generalmente cuando uno utiliza estos ejemplos la primer reacción es que le dicen “ pero el DF no es Europa y eso aquí no se puede” pero la cosa es que hay algunos indicios de buenas prácticas para que el DF no sea solamente ejes viales saturados. Tenemos Ecobici, que es un sistema de bicicletas públicas decente; un par de ciclovías y carriles compartidos para bicicleta.

CICLOVIA REUS

1200x630

Esto ha hecho que el número de gente en bici en la delegación Cuauhtémoc haya aumentado hasta el año pasado y haya rebasado a Iztapalapa, una delegación que históricamente ha andado en bicicleta.

Pero uno no puede solamente concentrarse en la bicicleta. La bici sólo es un modo de transporte más que es conveniente porque es barato, sencillo e individual. Pero lo cierto es que es el 80% de la gente la que viaja en transporte público y que la gran mayoría de viajes en transporte público se siguen haciendo en colectivo (microbuses)[2].

cdmx-ciclocui

El problema es que las prioridades de los tomadores de decisiones aún no quedan claras. Y obviamente el presupuesto no está acorde con las necesidades de la gente. Por ejemplo, de acuerdo con un análisis que hizo el Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP por sus siglas en inglés) del presupuesto de egresos federal para el 2015, la Secretaría de Hacienda le dio solamente 189 millones de pesos a la construcción de infraestructura ciclista.

Para tener una idea de la miseria que es esto a nivel país, calcule que poner una fase nueva de Ecobici en DF cuesta más o menos 120 millones de pesos[3]. A la infraestructura vial le dieron 48, 123 millones de pesos[4]. Las obras para unos puentes nuevos que harán en el Circuito Interior de DF costarán 6,500 millones[5] y los pagaremos durante diez años con impuestos. ¿Cómo esperamos que se puedan construir más líneas de transporte o ciclovías en el resto de la ciudad, si el presupuesto no ayuda?

ciclovia_benito_juarez_face

Y con estas prioridades, se nota que la agenda y la voluntad política no va hacia permitir que mi mamá desde Contreras o mi abuela desde Atizapán (en el Estado de México), puedan llegar fácilmente en un transporte de calidad, sea metro o metrobús, a sus destinos.

El transporte es una cuestión de decisiones. En este momento un montón de gente decide irse en coche porque la decisión se basa en poder ir solo, cómodo y sin tener que lidiar con apretujones, la música del chofer y las carreritas de micros. Pero también existen los que tienen que echarse las dos horas a su trabajo o a casa en RTP porque la línea 12 del metro sigue sin funcionar y no tienen otra opción.

En conclusión, si un día decidimos arreglar el transporte en la ciudad tenemos de dos: Podemos seguir así, ahogados en aire sucio y mal transporte público, calles inseguras para caminar o pedalear y soñando que la solución sólo es “acabar con el tráfico”. O podemos empezar a entender un poco mejor por qué una medida puede ser más conveniente que otra. Concentrarse en exigir que las cosas que enlisté al principio se hagan y entonces quizá el presupuesto y la voluntad política vayan hacia una planeación para todos.

30 CUADRATINES COLOR

 

[1] http://laopcion.com.mx/noticia/54667

[2] Inegi, 2007

[3] http://www.excelsior.com.mx/comunidad/2014/02/18/944328

[4] http://mexico.itdp.org/noticias/presupuesto-de-egresos-de-la-federacion-pef-para-2015-omitio-recursos-para-el-programa-nacional-de-movilidad-urbana-sustentable/

[5] http://cortocircuito.mx/

Facebook Comments
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Email this to someone