Por BB16ER

Fotos por Iván Castillo @ivanovobeach

¿Foals y más Foals por todos lados? A muchos les está cansando las muestras de fanatismo que hemos estado demostrado por estos ingleses y, aunque no busco defendernos, sí les puedo platicar al menos porqué me gustan tanto y porqué me emocionaba tanto este concierto, por lo que la objetividad en este texto no estará del todo presente.

Las expectativas por este evento eran grandes, nunca me había tocado ver al llegar a un concierto a tanta gente buscando boletos y muy pocas ofreciendo vender el suyo, no bromeo al decir que habían bastantes revendedores buscando conseguir alguno para aprovecharse de la situación y quizá les costó un poco. ¿El concierto de moda? No lo sé, pero lo que sí sé es que ya los quería ver tocando.

646361d1-d106-4278-8211-1584c1a3b7a0

12bccf40-47c6-4dd6-be77-f66d452e5586

Lo que representaba el concierto en el Pepsi Center es que podría ser lo doble en capacidad que vivimos en el caótico y eufórico concierto que dieron en el ahora afortunadamente clausurado José Cuervo Salón, mismo que tuvo el riesgo que se venciera la valla de seguridad sin mencionar cómo todos compartimos el sudor de todos, por lo que en una entrevista llegaron a comentar los integrantes del grupo que fue el primero en que fueron recibidos tan eufóricamente que no daban cabida a lo que sucedía.

Es natural que a partir de entonces las cosas hayan cambiado. Cada vez más situaciones, como las que se vivieron aquella vez, se fueron repitiendo con el tiempo y a mayor escala. Por lo que su manejo ante las emociones de miles de personas se ha ido puliendo, y quizá de ahí viene el sonido que traen con su nuevo disco What Went Down, son canciones que van enfocadas a manejar las masas y fue lo que pudimos comprobar en su concierto del Pepsi Center.

9e389b44-eaa8-48ff-9ef5-3970a3901e07

31da1a0a-7b81-4b8a-b040-573002e785da

La euforia porque iniciara era tal que en cuanto se comenzaba a preparar el escenario para verlos después del acto telonero, la gente sólo se emocionaba con cada instrumento que se colocaba, y esta energía explotó cuando la canción aparentemente monótona que sonaba de fondo ligeramente fue aumentando de volumen mientras las luces se atenuaban para incrementar la tensión y emoción —manejo de las emociones de masas, ya se los decía—.

Iniciaron con “Snake Oil”, canción que se desprende de este nuevo álbum orientado a las masas, y cómo no disfrutarlo con toda la gente bailando, brincando, cantando mientras sonaba un poderoso bajo y una guitarra que se ha alejado más del math rock que los caracterizó, pero al menos en el inicio se logró que la mayoría del público se uniera en una sola voz, hecho que siempre he considerado importante para que un concierto sea memorable. Un 50% depende de la entrega del grupo y el otro de la gente, algo que, sorpresivamente, no se mantuvo durante todo el concierto.

cb6a4f89-9b30-4d3d-a69f-56f44f455a6b

e54581b3-6bc3-411f-9d6d-8b1a508c1513

A pesar de que se tocaron temas que nos hicieron desgarrar la garganta aquella vez en el concierto mítico del José Cuervo, tales como “Balloons”, “Spanish Sahara” y “Red Socks Pugie”, extrañamente no se sentían de igual manera que aquella vez, no lo digo a nivel personal ya que hasta el grupo se sentía ligeramente menos entusiasmado por estos temas y quizá sea normal, ya que el sonido que traen ahora ha sido la evolución de esto, somos personas cambiantes y lo mejor debe ser renovarse a sí mismos. Eso y que ya deben llevar miles de veces que han tocado esas canciones.

Afortunadamente Foals ha tenido un crecimiento orgánico; cuántos ejemplos conocemos de grupos que tuvieron la mayor atención posible en su primer álbum debut —y ni decir de los que llegan a ser headliners de festivales con esto—, por lo que trabajar bajo los reflectores no debe ser bueno del todo.

da14e14e-f149-44b5-9c18-ca74ba7fcf91

Ahora con la mano en la cintura estos británicos saben manejar las emociones de su público, como su vocalista preparándose desde dos canciones previas para arrojarse a la gente, cada vez acercándose más al filo del escenario y amarrándose sus botas, jugando con la tensión, hasta lograr que esta misma entrega haga llorar a la gente, y bueno, cuando se siente la música a manera colectiva debe ser señal que no van por mal camino con las nuevas canciones que nos están presentando y de manera bien merecida llegarán a ser los headliners que todos esperamos que sean.

d503267b-9590-4c67-8dc6-6c20e5ce6735

65fe793a-eb5d-4cfe-b160-ad62006ac7f6

0050bb14-0ee3-4914-94a9-745cfe153ac9

Facebook Comments
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Email this to someone