Los Ángeles, California, una de las ciudades más diversas de todo el mundo, está posicionada dentro del territorio estadounidense como la segunda más habitada, albergando a ciudadanos procedentes de todas partes del mundo, lo que la hace un territorio muy rico culturalmente hablando. No por nada es también conocida como “la ciudad del entretenimiento”.

Es ahí, en medio del cinturón de fuego, donde actualmente residen el fotógrafo de origen alemán Zoren y el artista gráfico Minori. Ambos conforman el estudio fotográfico MI-ZO. El proyecto se centra principalmente en retratos y catálogos  para líneas de ropa y calzado, además de contar con un amplio repertorio en aspectos de pasarelas y festivales de moda, su mayor pasión. Esta dupla de colaboradores describen su trabajo como un ejercicio producto de las tendencias actuales, haciendo validos recursos típicos del rubro e incluyendo recursos actuales como los llamados errores digitales, mejor conocidos como glitch.

Su trabajo se ve influenciado por aspectos propios de la ciudad, pues el resultado de sus series varia dependiendo el proyecto pero siempre manteniendo la esencia que los caracteriza: alterando el orden de los elementos y saturando el matiz de la paleta de colores. Otra de las características de MI-ZO es el maquillaje y peinados a los que recurren, poniendo siempre énfasis en el aspecto del rostro de sus modelos. Esto nos hace pensar que posiblemente el impacto de la moda no sólo depende de cortes y trazos, sino de la actitud y la comunicación corporal de quien la porta.

Para conocer más acerca del trabajo de MI-ZO visita el siguiente link.

Facebook Comments
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Email this to someone