Texto: Liz Jardón / @lipstickkkkk

 

Sí de por sí me caía bien, ahora con esto Rose McGowan se ha ganado mi corazón. RM486 es el controversial vídeo que lanza a la sexy Paige Matthews de Charmed (2001) como cantante.

Esta pieza, dirigida por el sueco Jonas Âkerlund, el mismo que realizó previamente “Telephone” de Lady Gaga, es digna de contemplarse largo rato y por más de una ocasión. Más que un vídeo musical, RM486 es un performance con significados ocultos que corresponden a las facetas en la vida de Mcgowan como la actriz trasgresora de su propia profesión, la que no encaja en el sexismo de Hollywood, la que odia actuar, la feminista, la que se ha liberado a través de la voz que la música le ha dado.

Arte, oscuridad, determinación, su carrera en Hollywood y una consigna a favor del uso de la RU486 (píldora abortiva), son los conceptos que dan vida a este nuevo proyecto, que sin duda nos deja con una gran curiosidad de lo que viene.

 

“There is actually a war going on against women, and it doesn’t sit right with me, and it shouldn’t sit right with you or anybody.”

R.M., Entrevista a Volture, septiembre 2015

El vídeo fue presentado en la interesante plataforma NOWNESS, que desde 2010 acuna a cineastas con proyectos de gran riqueza visual y que suele colaborar con grandes personalidades de la talla de Karl Lagerfeld, Chloë Sevigny y David Lynch, por mencionar algunos. En él podemos admirar la belleza exótica de McGowan en toda su expresión, al inicio como una plasta amorfa y blanca que se libera poco a poco de los excedentes y de la que emerge una figura digna de la mayor pureza y sentimiento al cantar, después la excentricidad de quién desea expresarse mediante la imagen.

Sería un tanto atrevido describirlo con mis propias palabras, mejor dejo que ustedes juzguen.

Es bien sabido que Rose McGowan casi no interpreta papeles de la clásica rubia tonta, con excepción del personaje Tatum Riley en Scream (Wes craven), donde sí que era rubia, sabemos que se ha lucido en buenos proyectos como Grindhouse y Death Proof (2007) de Tarantino y que no es la primera vez que canta, que hizo Charmed, una de las series favoritas de los de mi generación por cinco años y que fue novia de Marilyn Manson; pero con este proyecto, a mi parecer, ha llegado a ser una artista completa que ya no está interesada en ser parte de una industria plagada de sexismo y de cuerpos desnudos en las portadas de las revistas. Rose Mcgowan está en el tiempo de la transición hacia algo más genuino, hacia su verdadero “yo”, expresado a través de su faceta como directora y ahora como cantante. Aquí les dejo el tráiler de Dawn, su primer cortometraje estrenado en Sundance el invierno pasado.

Facebook Comments
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Email this to someone