Por: Diego Morales

gmhk1q7873mca6tljkt7

Una semana antes de navidad fui al Lunario con Marco Carrión, guitarrista de Big Big Love y Rodrigo Desentis, vocalista de The Risin’ Sun para revisar detalles de backline y escenografía del concierto que las dos bandas darán este viernes 16 de enero. El evento será parte de la serie Concierta Independencia, creada por el Lunario para darle espacio a las propuestas emergentes de la música nacional.

A finales del año pasado, el Lunario propuso a Pedro y el Lobo -disquera independiente en la cual trabajo- curar una fecha de Concierta Independencia. De todas las posibles combinaciones entre bandas cercanas que amamos -y por las cuales estamos dispuestos a ser pobres durante los años de mayor productividad de nuestras vidas, con tal de que nueva gente escuche y disfrute su música- decidimos que la más divertida, ruidosa y adecuada para un viernes por la noche es Big Big Love y The Risin’ Sun. Nunca han tocado juntas y, para las dos, este será el concierto más grande que hayan dado en sus carreras. Ese día salimos del Lunario, sabiendo que en un mes estaríamos ahí de regreso para montar y hacer soundcheck.

Nos encaminamos hacia el estudio de Pedro y el Lobo, pasamos al Oxxo por unas cervezas y nos sentamos para hacer una entrevista que antes de comenzar se convirtió en plática, mientras mi celular grababa una nota de voz de hora y media. La conversación empezó con algo tan cotidiano como Spotify y terminó con escenas surreales de bares vaqueros en Wyoming. En medio de eso, cada oración buscaba aportar respuestas al eterno dilema de ser una banda independiente, cantar en inglés y -sobre todo- vivir con la ilusión de generar una digna clase media de artistas en México. A continuación transcribí las ideas y frases más importantes de esa tarde.

Diego Morales: A mi Spotify se me hace una gran herramienta de descubrimiento. El problema que yo le veo es que fomenta la idea de que la música no cuesta. Una vez que la sociedad ya aceptó eso como el estándar, no mames el pedo que es lanzar un disco y que lo compren.

Marco: Por eso ya se trata de sacar varo de otros lugares, como si subes un video que le va bien y ganas de los views.

Desentis: Y tocar. Según yo es tocar, así… nonstop.

DM: También, en México, parte de lo que hace falta -y que creo que Toga Records, PYL o cualquier comunidad de las que intentamos hacer cosas nuevas y trabajar juntas buscamos-  crear una especie de clase media de músicos.

Desentis:  Eso en México no hay. Yo lo he visto cuando vamos de gira en Estados Unidos. Hay “gueyes” que tocan que les va normal, para tener un depa, un coche y… guitarras.

(Risas)

DM: Depa, coche y guitarras. Todo lo que necesitas.

Desentis: En México tienes cero varo o eres Zoé, güey.

DM: Y en medio existe esta ilusión de “tocamos en el Vive Latino o algo así”, pero dos semanas después estás tocando en el Imperial, y no es como que en el Vive Latino te pagaron setenta mil pesos.

Desentis: Ni es que por tocar en el Vive Latino, ya en el Imperial dio la vuelta a la manzana la fila para entrar.

Marco: Eso está cabrón. A mi me ha pasado con los Little Jesus, que les ha ido de huevos. Ya son la portada de Marvin; se fueron a tocar a Colombia con Metronomy y Tame Impala; y luego fuimos a tocar a otro lugar aquí en México, y sí había gente, pero no estaba atascado ni nada parecido. No sé, chale, a veces no es tan chido pensar en estas cosas.

(Risas)

Marco: ¿A ustedes cómo les ha ido por cantar en inglés? ¿Cómo sientes que los ven? ¿Les preguntan mucho eso?

Desentis: Sí, siempre.

DM: Pero es una pregunta pendeja ¿no? La hacen como si fuera un tema enorme, y no lo es. Si cada quien hace ahorita una lista de sus treinta bandas favoritas, probablemente diez van a ser de un país que su lengua natal no es inglés, pero cantan en inglés.

Marco: La sociedad mexicana es muy extraña porque por un lado es malinchista, pero también se refugia en un nacionalismo que no existe. Por un lado dice “la música en español es una mierda”, pero luego le reclaman a las bandas porque lo hacen en inglés.

Marco: ¿Cuando se fueron a Estados Unidos, ustedes llegaron hasta Nueva York?

Desentis: La primera gira la teníamos planeada de un mes. Iban a ser pocas ciudades, pero íbamos a ir desde California hasta Nueva York. Llegando a California se cambió todo el trip y nos quedamos cinco meses y fue más bien puro West Coast: California, Nevada, Wyoming, Utah.

Marco: ¿Qué pedo Wyoming? ¿Cómo es?

Desentis: Un trip, güey, ahí me metieron a una patrulla por ir manejando. Estaba todo ilegal. Yo tenía veinte años, iba saliendo de un bar, iba manejando la camioneta de un güey de California que no estaba conmigo, tenía visa de turista y traía todo el equipo atrás. Todo mal.

(Risas)

DM: ¿Cuál es el mejor escenario que podrías esperar de oferta de un venue en Estados Unidos, ya estando allá?

Desentis: Depende. Puedes tener una tocada chingona en un venue de rock o un bar, pero luego son en las que peor te va. El mejor deal y en el que más cómodo fue tocar fue en Wyoming, de hecho. Era un bar que te contrataba viernes y sábado. Tenías que tocar tres horas cada día y te daban mil dólares, hotel y toda la comida del mundo. Fuimos dos fines de semana y tocamos enfrente como de cuatro vaqueros. Había un vaquero asiático, súper bizarro.

(Risas)

Desentis: Luego era como “este lugar en San Diego está super chingón”, ibas y era muy difícil. Es como si un martes viene una banda de Chile que nadie conoce al Imperial. Aunque sea el mejor lugar del DF la gente no va si nadie sabe quiénes son. Luego los pueblos se ponen mejor que el lugar más cool.

DM: Según yo ese también es uno de los problemas. Ningún lugar en el DF ha logrado realmente generar un público cautivo en el que un martes cualquiera se pudieran encontrar ustedes dos, sin ponerse de acuerdo. Creo que rara vez va a alguien que no sea por la banda específica a la que va a escuchar ese día, y me incluyo en eso.

Marco: Cuando hablé con la manager de Lucía Scansetti, que vino aquí a PYL a grabar, ella se dio cuenta que en el D.F. los lugares para tocar están en la Condesa, la Roma, pocos en el centro y ya. Me dijo que en Madrid hay un chingo de lugares en distintas partes de la ciudad donde siempre va la gente.

Desentis: En Estados Unidos puedes tocar de lunes a lunes porque en cada pueblo hay un venue. Y eso tiene que ver con lo de la clase media de músicos. Puedes hacer varo diario.

DM: Y en South By Southwest cómo les fue?

Desentis: Bien. Hay demasiadas cosas pasando.

DM: Hay demasiado ruido, y está imposible estar arriba del ruido ¿no?

Los dos tenían que irse a ensayar y la plática no duró mucho más, pero la respuesta de Desentis a esa última pregunta no sólo explicó su rato en SXSW, sino el día a día de todas las bandas independientes. Es una lucha constante por estar arriba del ruido. Entre videos virales, invitaciones a eventos en Facebook y medios de renombre que nos presentan desde Londres y Nueva York las nuevas mejores bandas del mundo, es fácil perdernos cosas hermosas que están pasando enfrente de nosotros.

La escena es de todos y nos toca a todos por igual cuidarla y hacerla crecer. A los artistas, salirse de sí mismos más seguido para apoyar y convivir con lo que otros están haciendo. A los medios, dejar de preocuparse si es inglés o en español y escribir qué carajos les hace sentir la música. Y a los fans, estar ahí y volverse parte de algo más grande que “el plan de esa noche” porque les prometo que Big Big Love y The Risin’ Sun tienen el talento para ser grandes en el país que sea, pero no van a llegar a ningún lado si sus tocadas no dejan de llenarse de amigos y círculos cercanos pronto.

En esta ciudad se está haciendo muy buena música, y la primera manera de comprobarlo es ir al Lunario este viernes, o ir a la próxima fecha de Sour Soul, Joaquín García, Page Sounds, Vanessa Zamora, Gloom, No Somos Marineros, The Mud Howlers, Acidandali, Sunset Images, Matilde, Cascabel, Red Lion, Neon Lion, Hawaiian Gremlins, Flaming Sunset y hacer lo mejor que uno puede hacer para calmar el ruido: Escuchar.

 

Síguelos en:

@BigBigLove_ @TheRisinSunBand @PYLRecords

Facebook Comments
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Email this to someone