Por Danniela Morales / @daniemframbueso

Veronika Tumova es una joven fotógrafa autodidacta que comenzó a experimentar con su cámara después de mudarse a Francia en 2009. En sus imágenes, expone su mundo lleno de sueños, de texturas, luces y sombras que se desvanecen. Para la checa, la fotografía es su medio de expresión, una forma de comunicarse y de dejarnos ver y sentir más allá de una simple imagen, es ahora una parte de ella; su primer objetivo fotográfico es generar emociones, congelando el tiempo y escapando de la realidad, se define a sí misma como una especie de “cuentacuentos” iniciando historias y dejando espacio para la imaginación.

Su mundo mágico ha sido influenciado en ciertos aspectos por fotógrafos clásicos como Edward Steichen, Erwin Blumenfeld, Man Ray, entre otros; pero también encuentra una gran fuente de inspiración y encanto en la pintura, algo que se refleja a simple vista con su técnica adquirida que nos remite al óleo. Sus procesos en general carecen de manipulaciones digitales, trabajando con el “fuera de foco”, el movimiento, el color y los reflejos, teniendo a menudo ideas muy claras sobre donde quiere realizar sus tomas fotográficas. Su trabajo está lleno de sutileza y fragilidad, de misterios, y de esa cotidianidad mágica que nos deja entrever en sus obras.

Entre sus exposiciones destacan SFR Jeunes Talents & Lille3000 Micro Macro 2014, Lille Gare Saint Sauveur, Francia, White line (2013) y  “Příběhy Anonymní” (2011/2012). Veronika cree en la fotografía como un gran reto, donde siempre hay algo nuevo que probar y descubrir. Ha creado un lenguaje artístico propio que nos comparte su visión tan particular del mundo.

http://www.veronikatumova.com/

Facebook Comments
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Email this to someone